Yonkes en Celaya

En Celaya contamos con muchos Yonkes en Celaya ya que ha sido una ciudad en donde hay muchos automoviles y partes de Colision, en esta ocasion te vamos a mencionar algunos tips importantes a la hora de escoger las mejores autopartes en un Yonke.

Yonkes en Celaya

Radiadores, llantas, Motores, cajas de velocidades, puertas, defensas, rines, parabrisas, asientos, distribuidores de gasolina, alternadores, frenos, suspensiones, autos enteros, todo cabe en un yonke sabiéndolo acomodar. Un cementerio de autos numerados con el año de fabricación pintado en un costado, vehículos colocados en interminables hileras, unos totalmente desarmados, otros todavía completos pero inservibles, así permanecen más de 500 automóviles dentro de un deshuesadero para reutilizar sus autopartes.

Los Yonkes en Celaya son el sitio ideal para los dueños de autos particulares, camiones, camionetas, cualquiera que busque piezas específicas — ya usadas — para reparar su vehículo a un precio mucho menor que el comprar una pieza en la agencia o donde se vendan refacciones nuevas.

Los Yonkes en Celaya son el Lugar de compra-venta de automóviles viejos, en todo tipo de condiciones. Un lugar que para el encargado del lugar, no deja espacio para el aburrimiento “porque siempre hay algo qué hacer, más cuando se está a pie de carretera”.

Un negocio que gracias al reciclaje de autopartes existe y subsiste. Un espacio donde todo tiene un precio y nada se desperdicia, ya que si algo no es reutilizado, se vende como chatarra, por lo que siempre hay una ganancia.

Este lugar es prueba de que la vida útil de un automóvil no termina cuando deja de circular, como se pensaría comúnmente.

Sobre la carretera Libre de Celaya a Queretaro, es donde se encuentran muchos Yonkes de varios metros de profundidad, que albergan varios centenares de vehículos.

En Encagrado de uno de los Yonkes en Celaya nos comenta “Nos encargamos de la compra de carros viejos, descompuestos, desvielados y todo lleva su proceso. Un carro llega aquí y lo que se puede vender se vende y lo que no, se recicla, si alguna pieza está todavía en buenas condiciones se vende, mientras lo que no se vende por separado se junta y después viene la chatarrera, lo comprime y se lo lleva”.

Un Trabajador nos comentó que lleva más de ocho años dedicado a la venta de autopartes. Antes de llegar a su actual yonke, ya trabajaba en este rubro, donde en la mayoría de los casos, sus clientes son automovilistas particulares.

“También hay amigos que trabajan como coyotes y consiguen carros, porque todo es un negocio, ellos se ganan una lanita, entre todos se reparte la ganancia, empresas son muy pocas las que llegan a vendernos, pero la mayoría de los clientes son automovilistas locales”, explicó el trabajador, detrás del escritorio donde atiende a los visitantes.

En los Yonkes en Celaya, Después de desmantelarlos normalmente, de un vehículo se puede recuperar 75% de su peso entre materiales férreos y no férreos (cobre, zinc y aluminio). El 25% restante, una mezcla constituida por plásticos, vidrio, caucho y textiles.

“Lo más que llegan son carros enteros pero viejos, lo que la gente ya no quiere, pero aunque son modelos antiguos hay algunas de sus piezas que todavía están buenas y el chiste es reutilizar las cosas más que nada.

“Incluso el aceite que sacamos de los autos también se recicla, lo compra una persona que lo usa para curar tablas, no es caro, pero lo hacemos para no contaminar los pisos”, indicó el encargado del local.

Los Rayos del sol son su mayor enemigo

A el Trabajar en los Yonkes en Celaya lo describen como cualquier otro trabajo, el cual no presenta complicaciones operativas, pues todo depende del flujo de los clientes. Sin embargo, las condiciones climáticas son el mayor enemigo para él y los trabajadores que atienden el lugar.

“La intensidad del sol es lo peor que enfrentamos en los yonkes en celaya”, aseguró el empleado al tiempo de mostrar sus dos manos, que en ambos lados, desde la muñeca hacia los dedos, presenta un color distinto al de su brazo, debido a la constante exposición a los rayos solares.

“Uso sudadera normalmente durante el día porque el sol es muy potente, también los chavos usan sudaderas y gorras para cuidarse, porque es mucho tiempo el que pasan aquí, eso es lo más complicado, de ahí en fuera, en general es un trabajo interesante todos los días”, agregó el trabajador.

En los Yonkes en Celaya Diario hay un carro nuevo, siempre hay algo que quitar, que desmontar, aquí no se aburre uno, aunque hay épocas difíciles pero en general se sale adelante”, afirmó durante su plática.

“No hay algo en especial que pidan los clientes, en sí todo se ocupa, porque la gente busca una llanta, una batería, un faro, una puerta, se puede presentar cada día un cliente que pide una cosa distinta, aquí no hay algo en específico que se venda más, sino que es conforme a la necesidad de la gente”, reveló.

En los Yonkes en Celaya evitan adquirir autos robados

Mientras se atienden los pedidos, a el empleado le preguntan ¿qué tanto llegan autos robados y qué hace en esos casos?, por lo que dijo que la persona que vende, forzosamente debe entregar sus papeles, su factura, “sino, no se compra porque es muy penado”.

“Han querido vendernos carros robados mucha gente, llegan, se paran y piden 5 mil pesos por un carro, pero al no tener papeles se les indica que no se puede comprar, es un requisito indispensable, pero es bastante gente la que ha llegado a vendernos autos robados. En verdad son muchos los que llegan así, pero son muchos problemas si aceptas, gente que quiere vender un coche en 3 mil pesos, casi los regalan cuando traen una bronca encima”, reconoció.

La política de compra en ese sentido, ha servido para que los Yonkes en Celaya tengan todo en orden y sepan bien la cantidad de autos que ahí se encuentran, un control facilita las cosas a la hora de la atención de los clientes. “Todos los carros tienen números y colores, por lo que se tienen los expedientes de todos los autos que están aquí, eso nos sirve para organizar y demostrar que todo está en regla porque nos han caído chequeos de Inspección Municipal pero no hacen nada porque todo está en orden”.

En los Yonkes en Celaya se encuentran más de 800 automóviles los que se encuentran en los diferentes deshuesaderos, con diversos modelos entre los años de 1970 al 2000. Por eso, los sitios como éste son una gran alternativa para los automovilistas, sobre todo por el ahorro que representa.

“Como la economía está inestable la gente viene con nosotros y busca un carrito viejo, para muchos que no están en posibilidades de comprar uno nuevo, nosotros somos una buena opción porque incluso a muchas personas les da por armar su auto viejo”, añadió.

Los Yonkes en Celaya tienen filas y filas de estructuras de autos las que esperan en el cementerio. Vehículos que no están muertos, sino que esperan una segunda oportunidad para que, completos o por partes, puedan transitar de nueva cuenta por las calles del estado. Un lugar que no deja tiempo para el aburrimiento, pues la variedad de autopartes y los precios bajos, hacen que diariamente el negocio esté en constante movimiento.

Si te gusto el Articulo de Yonkes en Celaya No olvides suscribirte a nuestro boletin de noticias y seguirnos en redes sociales y antes que nada regalanos un voto para saber que tanto te gusto este articulo para seguir escribiendo acerca de este tema. Si Tienes un Negocio en Celaya o Que quieras Promocionar en Celaya No Olvides Publicarlo en Nuestra Pagina o Comunicarte al Tel. 4611207542 para Ayudarte a Promocionarlo en Nuestra Pagina.

 

 

 

Author: En Celaya

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.